Seguramente ya has escuchado o leído alguna vez sobre la técnica de envasado al vacío, la cual consiste en extraer el aire del interior de un envoltorio, con la finalidad de retrasar el tiempo de caducidad de los alimentos.

El hecho de que perduren más con este método se debe a la liberación de aire u oxígeno, el mismo que necesitan las bacterias y hongos para poder sobrevivir y a la vez contribuir a la descomposición.

Almacenar al vacío se puede hacer en bolsas, recipientes o botellas, usando una máquina de vacío o envasadora.

Gracias a las ventajas de dicha técnica, cada vez es más común encontrar y comprar en supermercados, negocios de carnicería, charcutería, pescadería, frutería y demás comercios, alimentos envasados al vacío, ya que pueden durar hasta cinco veces más que los no envasados. En casa también lo podemos hacer nosotros mismos, teniendo los elementos adecuados.

Y es que cuando se cuentan más los beneficios, no es raro que cada día se utilice más este método para envasar sin aire en negocios donde se manipulan alimentos e incluso hasta en el hogar.

Además de aumentar el tiempo de conservación, una de las razones por la que se ha hecho tan famosa esta técnica, existen otras ventajas que merecen la pena resaltar:

 

1.     Los alimentos no pierden sus nutrientes y se mantienen frescos.

Al envasar al vacío, los alimentos mantienen su color y frescura. Tanto el olor como el sabor tampoco se alteran porque no hay oxidación ni deshidratación y los nutrientes no se pierden. En cuanto a las carnes, el pollo o el pescado, como no tienen contacto directo con el frío, conservan su textura y firmeza, incluso, se pueden adobar previamente.

Las galletas crackers, panes, frutos secos, etc, cuando son empaquetados al vacío se mantienen igual de crujientes y los alimentos cocidos también se pueden envasar con este método y así se conservan por mucho más tiempo.

2.     No se impregnan de olores de otros alimentos.

Al estar totalmente sellados, los alimentos envasados al vacío no se impregnan de olores de otras comidas congeladas que estén a su alrededor, lo cual sí sucede con la congelación normal. Además, éstos ahorran más espacio en el refrigerador.

3.     Podrás aprovechar mejor las compras.

El envasado al vacío permite guardar en pequeñas raciones o de manera individual, por lo cual podrás aprovechar mejor las compras de los alimentos y llevarte a casa mayores cantidades y posteriormente conservarlos al vacío. También podrás ahorrar dinero aprovechando descuentos y ganar tiempo al momento de hacer las compras del mes.

 

4.     Evita desperdiciar la comida.

Muchas veces tiramos la comida que sobra pensando que ésta se puede dañar. Sin embargo, al envasarla al vacío se está garantizando su conservación por mucho más tiempo y así poder aprovecharla días después, con el mismo sabor y apariencia.

5.     Evita que se queme la comida al ser congelada.

Es más común, sobre todo en las carnes, pollo o pescados, que se queme la comida por el frío cuando la congelamos, bien sea por la escarcha o el hielo o con el roce de otros alimentos. Para que esto no suceda, debe estar lo más protegida posible y, al estar envasada al vacío, garantiza que ésta no se estropee y se conserve igual, con su textura y apariencia.

6.     No perderá su peso.

Al congelar la comida de la manera tradicional, normalmente ésta pierde peso entre un 2 y 3 %, lo cual no sucede cuando se congela con envasado al vació, ya que no sufre deshidratación.

7.     Es más higiénico.

Muchas veces los recipientes que utilizamos para almacenar los alimentos no son los más adecuados para mantener la higiene de estos. Al ser envasados al vacío no contaminan otras comidas y viceversa, no se mezclan olores y tampoco sabores, no hay derramamientos de líquidos, lo cual genera un ambiente más higiénico en la despensa o el refrigerador, según donde estén ubicados.

8.     La grasa de la carne no se oxida.

La carne cuando es congelada de la manera tradicional, además de perder parte de sus propiedades, la grasa de ésta suele oxidarse. Sin embargo, al ser envasada al vacío esto ya no será más un problema, porque se mantiene totalmente protegida.

9.     Conserva alimentos de otra temporada.

Como hemos mencionado anteriormente, al almacenar los alimentos al vacío podrán perdurar por mucho más tiempo y más si se mantienen congelados. Por ello, con este método podrás conservar los que ya no estén de temporada y disfrutarlos en cualquier otra época del año.

10.  Controla las raciones.

Otra de las ventajas es que podrás controlar las raciones que consumas. Si estás siguiendo una dieta, conservar al vacío es una excelente opción, porque podrás guardar en el refrigerador, congelador o despensa, según el tipo de comida, solo las porciones que vas a comer cada día y, de esta manera, también podrás controlar mejor las calorías.