5 características que debes evaluar antes de comprar una cortadora de fiambre

Si estás pensando en comprar para tu negocio una cortadora profesional de fiambre, ten en cuenta que será un instrumento que te ayudará a agilizar el trabajo o servicio, generando un mayor rendimiento que será positivo en los resultados de los ingresos de tu empresa. 

Cuando se trata de invertir, comprar equipos de calidad es muy importante. Lo bueno es que existen diferentes tipos de máquinas, con variedad de precios que se ajustan a cada necesidad. 

La mejor para tu negocio dependerá del ritmo que éste lleve, sin embargo, según el presupuesto que tengas, sabrás cuánto gastar. En líneas generales, trata de evaluar estas características al momento de decidirte por una:

 

Potencia y transmisión

Por el tipo de negocio al que te dedicas, la rapidez y la eficiencia deben ser una ventaja a tu favor, porque así podrás ofrecer un mejor servicio a tus clientes, y ellos siempre esperan ser bien atentados. 

Necesitarás una cortadora que pueda resistir un uso intensivo, porque ésta será uno de los equipos que más utilizarás. Por lo tanto, una buena potencia es imprescindible para soportar todo el trabajo que se le dé.

Lo recomendable es una potencia entre 300 y 350 W, mínimo, para que la cortadora pueda aguatar una jornada intensa, sin que se sobrecaliente.

En cuanto a la trasmisión, las de engranaje son más favorables cuando se le da un uso constante a la máquina, mientras que las de correa (distribución de fuerza por tensión) van bien cuando el uso es menos frecuente. Eso lo sabrás según el movimiento que tenga tu negocio. 

 

Seguridad 

Este es uno de los puntos más importantes. Nadie quiere sufrir accidentes, las consecuencias de éstos son perjudicial para tu empresa. Debes garantizar seguridad a la persona que esté manejando la cortadora.  

Ten presente que hay días que son más movidos que otros y es cuando el trabajo requiere de mayor rapidez. Muchos modelos tienen un interruptor de seguridad que evita que el disco de corte se active solo.

También es importante que la máquina incluya patas de goma antideslizantes, que no permitan que se mueva al momento de ser usada. 

Asegúrate además que los discos de corte vengan con protectores, los cuales imposibilitarán el acceso a otra cosa que no sea el alimento que se va a cortar.

 

Los Discos

Una cortadora puede incluir un disco liso o dentado, o incluso los dos (se pueden intercambiar según lo que se vaya a cortar). El primero está diseñado para cortar alimentos blandos (quesos, fiambre, embutidos, etc.) mientras que el segundo para carnes o alimentos más duros como jamón curado, entre otros.

 

Pieza de corte vertical o por gravedad

La ubicación de la pieza de corte también es determinante para el tipo alimento que se va a cortar.

Los aparatos con pieza de corte vertical son los más utilizados. Su sistema permite cortar carnes y fiambres de cualquier tipo, creando un ángulo de 90°entre la bandeja y la cuchilla.

En cuanto a las cortadoras por gravedad, su sistema de corte es horizontal y se utilizan más para alimentos blandos, los cuales se colocan sobre el disco y se les ejerce presión al momento de cortar. 

 

Fácil higiene

Cuando se manipulan alimentos, el tema de la higiene es muy importante para prevenir que éstos se contaminen. Las cortadoras deben limpiarse después de ser utilizadas y sobre todo cuando se va a cambiar de un alimento a otro.

Lo ideal es que las piezas de corte de la máquina puedan desmontarse para que la limpieza sea más fácil y rápida.

 

¿Qué otros elementos facilitan el trabajo?

Además de las características ya mencionadas, también puedes tomar en cuenta otras cosas que permitan a la cortadora facilitar y optimizar el trabajo. Considera el afilador integrado, ya que éste permitirá mantener las cuchillas siempre afiladas para mejores resultados. 

Un motor con sistema de ventilación evitará que la máquina se sobrecaliente. Por otra parte, evalúa que la cortadora tenga varias velocidades, cinta transportadora (para realizar cortes más perfectos), que el material de fabricación sea bueno, entre otros.

No te olvides de pensar en los repuestos o accesorios, lo ideal es que sean fáciles de conseguir y accesibles a tu presupuesto.